El fabricante óptico Indo registró una pérdidas consolidadas de 13,2 millones de euros en el primer semestre, lo que supone multiplicar por dos el resultado negativo obtenido por la compañía en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando fue de 6,6 millones. La cifra de negocio cayó un 24%, hasta los 49,9 millones de euros, debido al descenso del consumo en España y mercados europeos, y la caída de la inversión en establecimientos ópticos.