El grupo textil gallego Inditex ha incrementado su beneficio atribuible en el primer trimestre de su ejercicio fiscal en un 33 por ciento, hasta los 200 millones de euros. La cifra está por encima de las previsiones de los expertos, que esperaban un repunte del 23,5 por ciento. Las ventas se han incrementado en un 19 por ciento.
El gigante español de la moda ha señalado que las ventas han crecido en el primer trimestre (febrero-abril 2007) un 19 por ciento hasta 2.039 millones de euros. Lo han hecho gracias a la apertura de nuevas tiendas y el sostenido tirón del consumo en el mercado doméstico. El resultado bruto de explotación (EBITDA) del grupo ha mejorado un 27 por ciento hasta los 397 millones de euros, frente al alza del 19,3por ciento que esperaban los analistas. El grupo gallego abrió el año pasado un total de 439 tiendas y tiene previsto añadir este año entre 440 y 520 nuevos locales a su red de 3.131 sucursales