La compañía cervecera InBev ha presentado una caída del 11% en su beneficio neto del primer trimestre, una cifra peor de la esperada, debido a las menores ventas de cerveza en Brasil y un aumento de los costes de las materias primas, que dañaron los márgenes de la empresa. InBev, fabricante de cervezas como Stella Artois, Beck's y Brahma, apunta que el beneficio neto descendió a 249 millones de euros frente a 280 millones en el primer trimestre de 2007. La caída del 1,9% en las ventas de cerveza en Brasil y el incremento del 9,9% de los costes de producción mermaron los beneficios de la compañía. Los analistas habían proyectado un beneficio neto de 341 millones de euros.