El beneficio neto de Iberpapel SA mejoró un 60,2% en los primeros nueve meses hasta los 9,38 millones de euros, frente a los 5,85 millones del año anterior, en un periodo caracterizado una demanda sostenida del mercado de papel de impresión y escritura, explica el grupo. Las ventas de la compañía subieron un 7,88% hasta 130 millones de euros. De cara al futuro, Iberpapel prevé una razonable estabilidad en la demanda en el último tramo del año.