El presidente de Iberia, Fernando Conte, ha admitido que será "muy difícil" cerrar 2009 en positivo de mantenerse las actuales condiciones del mercado, con una débil demanda especialmente en el tráfico de negocios y la presión adicional del aumento del precio del crudo. Así, Conte ha advertido de que si la situación se "recrudece" el ERE "podría resultar insuficiente". 
En estos términos tan contundentes se expresó Conte tras hacer balance del cierre de 2008, para reconocer que la compañía tiene "problemas coyunturales", por lo que "si la situación permanece y estructuralmente necesita tomar medidas más profundas, probablemente el ERE en vigor (2001) sería insuficiente". "Si la situación se profundiza podría tener que renegociarse las condiciones actuales del mismo", añadió.


Habrá ampliación