Iberia tomará un decisión sobre la compra del 'superjumbo' A380 de Airbus o el 747-800 de Boeing a partir de finales de 2008 o en 2009, afirmó hoy el el director financiero de Iberia, Enrique Dupuy, durante el 'Día de inversores y analistas' de la compañía, en el que el presidente de Iberia, Fernando Conte, adelantó que la aerolínea duplicará este año el dividendo que repartió en 2006. Dupuy señaló que para adquirir las nuevas aeronaves, que "contarían con más de 450 asientos", habría que "comparar las ventajas entre el 747-8 y el A380". Sobre el tamaño de una flota compuesta por este tipo de aviones, subrayó que hacerse con menos de 10 aviones "es difícil de justificar en lo que se refiere a los costes".