Iberia redujo la ocupación de sus vuelos durante los cinco primeros meses del año en 1,2 puntos porcentuales en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta alcanzar el 79,3%, con un descenso de 2,8 puntos en las rutas de largo radio, hasta el 85,2%, según los datos publicados hoy por la aerolínea. La compañía, que no especifica el número de pasajeros transportados, registró un retroceso de 0,8 puntos en la ocupación en las rutas domésticas, hasta el 70,9%, mientras que en los vuelos de medio radio la cifra aumentó un punto porcentual, hasta alcanzar el 70,7%. El mayor descenso lo registró en las rutas hacia África y Oriente Medio con una caída de 4,5 puntos porcentuales, y una tasa de ocupación del 74,8%, mientras que los vuelos a Europa alcanzaron una tasa de ocupación del 70,2%, lo que supone un incremento de 1,8 puntos porcentuales.