Iberia ha pospuesto el recorte de plazas ofertadas para el puente aéreo Madrid-Barcelona ante el retraso de la entrada en servicio del AVE. Así se contempla en el Plan Estratégico 2008-2012. La aerolínea reducirá la capacidad de su puente aéreo entre un 27 y un 25%, a partir de abril y no desde enero -como tenía previsto- . No obstante, el director comercial de la compañía aérea, Manuel López Colmenarejo, ha destacado que la ruta que enlaza Madrid con Barcelona seguirá siendo rentable para la aerolínea de bandera.
La ruta que enlaza Madrid con Barcelona seguirá siendo rentable para Iberia, pese a la entrada en funcionamiento del tren de alta velocidad para cubrir el mismo trayecto, aseguró hoy el director comercial de la aerolínea española, Manuel López Colmenarejo. Según explicó hoy el directivo en una conferencia para analistas, Iberia tiene previsto reducir la capacidad de su servicio de Puente Aéreo hasta un 27% entre ambas ciudades cuando los trenes AVE lleguen a la Ciudad Condal. En su Plan Director 2006-2008, la disminución de la oferta estaba fijada para el próximo mes de enero, fecha que actualmente queda pospuesta para abril, debido al retraso que ha sufrido la puesta en servicio del tren de alta velocidad. Iberia calcula que perderá un 30% del total de pasajeros que atiende su servicio de Puente Aéreo entre Madrid y Barcelona, pero espera que los ingresos unitarios no sufrirán ninguna caída porque prevé mejorar el servicio que presta en esta ruta, gracias a la nueva terminal en el aeropuerto de El Prat. En cambio, en sus vuelos con reserva, Iberia prevé perder hasta un 60% del actual pasaje. No obstante, podrá contar con clientes que utilizan esta ruta como conexión con vuelos de largo recorrido hacia Latinoamérica.