Iberia ha perdido 0,4 millones de euros en el primer trimestre del 2008, frente a los 12,2 millones de euros de beneficio neto obtenidos en el mismo periodo del año anterior. La empresa señala que la facturación cayó un 0,7%, al pasar de los 1.309 millones de euros del 2007 a los 1.300 millones del ejercicio actual.