La fusión Iberia-Bristish Airways (BA) sigue su curso con el plan de pensiones de la británica como "principal escollo" del que dependerá al cien por cien "el sí o el no" a la operación, pero con una ecuación de canje del 55% para BA y del 45% para Iberia, más favorable por tanto a la española.según informaron a Europa Press fuentes cercanas al consejo. Las mismas fuentes indicaron que, pese a que la británica tendrá mayor peso en la compañía resultante, la negociación "ya no es del 60% para British y de un 40% para Iberia", sino "entre dos o cinco puntos de diferencia", lo que la situaría en un 55%-45%.