Iberia transportó un total de 13,1 millones de pasajeros en el primer semestre del año, lo que representa un descenso del 4,2% en relación a los 13,7 millones de usuarios registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior. Sin embargo, la compañía situó en el 80,2% el factor de ocupación de sus vuelos, 2,3 puntos porcentuales por encima del dato del primer semestre del año pasado. Entre enero y junio, Iberia registró descensos en el transporte de pasajeros en las rutas domésticas, con un 7,7% menos de usuarios; en sus rutas de medio radio, con un 3,9% menos, mientras que en las rutas de largo radio la aerolínea transportó un 8,8% más de pasajeros.