Iberia dijo el miércoles que las perspectivas de tráfico aéreo para este verano no eran malas, pero que las tarifas estaban cayendo ante la competencia de las líneas aéreas por captar pasajeros. "La demanda para el verano no parece mal, pero las tarifas están bajando al pelear las compañías por un número decreciente de pasajeros", dijo el presidente de Iberia, Fernando Conte, en una rueda de prensa previa a la junta de accionistas de la empresa.