Iberdrola cerró en bolsa con una subida del 5,13%, hasta los 45,10 euros por acción, después de superarse a si misma cada día de la última semana y anotarse cinco máximos históricos consecutivos. La subida se soporta en el interés de inversores institucionales y en la noticia de que el millonario belga Albert Frère prevé reunir hasta 1.000 millones de euros antes de verano para invertir en la eléctrica española y en Lafarge.