Iberdrola cerró la sesión de hoy con una subida del 1,45%, que situó el precio de sus acciones en 34,90 euros, tras anunciar un beneficio neto de 1.236,4 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, un 25,7% más respecto al conseguido durante el mismo período del año anterior.
Los títulos de la eléctrica oscilaron durante toda la jornada entre un precio máximo de 34,94 euros y un mínimo de 34,51 euros, y su volumen de negocio alcanzó los 135,40 millones de euros. El beneficio neto alcanzado por la compañía, que se sitúa en línea con el aumento registrado durante el primer semestre del año, incluye 178 millones de euros de resultado de activos no corrientes derivados del negocio inmobiliario recurrente y la venta de Azertia, que se han compensado parcialmente con una mayor tasa fiscal del 31,9% frente al 29,4% de 2005, y unos mayores gastos financieros consecuencia de la mayor deuda media por efecto de la insuficiencia tarifaria.