Iberdrola ha renovado varios contratos con empresas portuguesas para el suministro, a lo largo de 2006, de cables destinados a su área de distribución por un importe de 3,7 millones de euros, informó hoy la eléctrica.
En concreto, la renovación de los contratos afecta a las empresas Cabelte, que tiene una fábrica en Oporto y seguirá suministrando a Iberdrola cable de baja tensión y cable desnudo por unos 2,5 millones de euros anuales; y Solidal, del grupo Quintas&Quintas y con fábrica en Braga, que proporcionará cable de alta tensión y cable desnudo por 1,2 millones de euros al año.