La compañía española Iberdrola Renovables ha logrado incentivos en España para 1.175 megavatios de parques eólicos que se pondrán en marcha hasta 2012, lo que representa un 18% de la capacidad total aprobada el martes por el Gobierno español.
Esto supone que la compañía tiene garantizada en España la construcción de esa potencia eólica durante los próximos tres años.

Los parques eólicos autorizados de Iberdrola Renovables quedaron inscritos en el nuevo registro previo de instalaciones renovables creado por el Gobierno, según datos del Ministerio de Industria, con lo que tendrán derecho a cobrar los generosos incentivos actuales que hacen viable este tipo de proyectos.

Este año, Iberdrola Renovables prevé instalar 350 megavatios eólicos en España, menos de la mitad del que ya es su mercado prioritario, Estados Unidos.

El martes, el Gobierno español autorizó en total la instalación de 6.390MW de energía eólica, repartidos gradualmente durante los próximos tres años.

Con esa decisión, el crecimiento del mercado eólico en España queda definido hasta 2012. Los parques eólicos que se construyan a partir de esa fecha deberán acogerse a una nueva regulación, que previsiblemente reducirá las ayudas.

Actualmente, la energía eólica está cobrando unos EUR86 por megavatio/hora gracias a un incentivo fijado por el Gobierno --llamado prima-- sobre el precio de mercado.

Iberdrola Renovables, filial de la eléctrica española Iberdrola, es el primer productor eólico mundial.

En su plan estratégico, la compañía prevé alcanzar los 18.000MW instalados en 2012. A 30 de septiembre, la compañía tiene en marcha 10.477MW.