La empresa filial de Iberdrola ha concluido la compra del 100% de las acciones de la compañía griega Rokas, "tras haberse completado el procedimiento de venta forzosa de la totalidad de las acciones" que aún no controlaba. Este hecho ha ido acompañado de la exclusión de la Bolsa de Atenas de las acciones de Rokas.