Iberdrola propondrá a los accionistas en su reunión anual esta semana el pago de un dividendo ordinario de 3 céntimos de euro por acción.

Este dividendo sería abonado el 13 de julio en el supuesto de que se complete la recompra de Iberdrola Renovables.

Las nuevas acciones creadas para pagar un dividendo adicional comenzarán a cotizar el 3 de agosto, informó la compañía en un documento al regulador.