Iberdrola pagará el lunes un dividendo complementario de 0,593 euros brutos por acción con cargo a los resultados de 2006, según anunció la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Tras la retención del 15% aplicada al importe bruto, el desembolso neto a los accionistas será de 0,48626 euros por título. El cálculo de estas cantidades fue aprobado en la junta general de accionistas del pasado 29 de marzo. En dicha asamblea se acordó un incremento respecto al dividendo total pagado en 2006 del 20,1%. Este aumento no incluye los 0,02 euros por acción correspondientes a la prima de asistencia a la junta general.