El Ibex no logró al final de la sesión cambiar la tendencia y cerró con recortes del 0,63% alejándose de los 14.800 puntos. Jornada en la que a falta de referencias macroeconómicas, los inversores estuvieron pendientes de las noticias empresariales y de los posibles movimientos corporativos. Iberdrola fue la protagonista en ese sentido con el anuncio de la compra de Energy East, que fue penalizado duramente por el mercado. La eléctrica terminó la jornada con recortes cercanos al 4%. En el continuo, Parquesol acaparó las miradas después de conocer que el grupo San José va a proponer a los consejos de administración de ambas compañías la integración para formar una única cotizada. En el Viejo Continente más números rojos tras conocerse los malos datos de vivienda y confianza del consumidor en EE UU. En el resto de mercados, el petróleo cotizó a la baja y cerró en los 70,35 dólares, el euro cerró en los 1,3467 dólares mientras que, en el bono nacional a 10 años rindió al 4,64%.
El selectivo español cierra la sesión en los 14.755,20 puntos con pérdidas del 0,63%, presionado a la baja por la totalidad de sus blue chips. Para José Ignacio Gutiérrez Laso, analista de MG Valores, "el Ibex tiene que caer un poco más para completar la corrección y si aguanta los soportes en 13.500-13.600 puntos, el siguiente tramo sería alcista”. Sin embargo Laso no descarta que “en los próximos 3, 4 meses estemos en la zona de los 16.000 puntos”. Ante este panorama, el experto de MG Valores, recomienda esperar para entrar “hasta que el mercado decida buscar un soporte definitivo”. Iberdrola fue la cotizada más penalizada del mercado, cerró con un recorte del 3,8% tras anunciar la compra de Energy East. Una compra -que según explica Gutiérrez Laso- "al parqué no le ha sentado bien ya que la compra se financiará mediante una ampliación de capital". Ignacio Gutiérrez Laso, entiende que la bolsa está castigando a la eléctrica porque en un mercado “lateral bajista” como en el que nos encontramos, puede “suponer un esfuerzo complementario la compra de esta compañía” apunta. Tampoco ayudaron al selectivo español el resto de grandes del parqué que terminaron la jornada en negativo. Así, Telefónica cedió un 0,31%, Santander un 0,44% y BBVA un 0,87%. Repsol fue el único blue chip que logró terminar en positivo. Sumó un 0,42% a pesar de que ABN Amro ha rebajado la nota de la compañía de mantener a vender, con un cambio de precio objetivo de 24,4 a 25,2 euros. En la parte alta de la tabla se colocaron las acciones de Ferrovial, que sumó al cierre un 1,84% y de Sacyr que se revalorizó un 1,80%. Para el analista de MG Valores, es un rebote “absolutamente técnico” ya que la compañía había sido muy castigada en las últimas semanas. Cintra es de las afortunadas que cierre en positivo (+0.35%) hasta los 11,59 euros por acción. La mejora de recomendación de Citigroup de mantener a comprar ha impulsado a la compañía que ha llegado a liderar el mercado en los primeros minutos de la sesión.