Iberdrola financiará la compra de la empresa estadounidense Energy East, que supondrá un desembolso de 3.400 millones de euros, con una ampliación de capital que se llevará a cabo mediante una colocación privada acelerada. La ampliación de capital, aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración de Iberdrola, supondrá la emisión de 85 millones de nuevas acciones, aproximadamente un 7 por ciento del capital actual de la compañía. Iberdrola ha designado a ABN Amro Rothschild, Credit Suisse y Jp Morgan como entidades coordinadoras de la operación.