La compra de Energy East se financiará, principalmente, mediante una nueva ampliación de capital. El calendario de esta ampliación dependerá de las condiciones del mercado. Además, Iberdrola pretende cerrar esta operación en el segundo semestre de 2008. Así lo ha confirmado Iberdrola durante la presentación a analistas realizada con motivo de la adquisición de la empresa estadounidense.