De esta manera, la eléctrica sale al paso de las informaciones de prensa que indican que está negociando la compra de Scottish Power en una operación que rondaría los 16.400 millones de euros. El Financial Times publicaba hoy que EDF y la rusa Gazprom podrían encontrarse entre los posibles contraofertantes en caso de que se presentara una propuesta en firme de Iberdrola.