El Ibex 35 corrige en lo que va de año un 3,25% y se mueve en los últimos días entre los 9.700 y los 9.800 puntos. Los bancos prosiguen con las caídas y sólo Bankinter, Unicaja y Liberbank se ‘salvan’ de los números negativos en 2018. Mientras las bolsas europeas están inmersas en un momento de falta de tendencia, el ruido político entre Trump, China y la Unión Europea a cuenta de la guerra comercial se hace ensordecedor.

Wall Street parece haber ya escogido ‘ganadores’ de esta guerra y penaliza a los valores industriales y al Dow Jones que acumula siete sesiones de caídas consecutivas por su alta dependencia de este tipo de compañías, mientras que Netflix, Facebook y Amazon se sitúan en máximos con el Nasdaq Composite consiguiendo una revalorización anual en el año del 12% y en los últimos doce meses del 26%, desmarcándose del resto de índices de EEUU.

“La tecnología es uno de los sectores más fuertes ahora mismo en EEUU igual que el de la salud y son de los pocos que tienen tendencia alcista. El resto de sectores están en fase de consolidación. Nosotros continuamos pensando que los índices están en rango lateral y esa fase de consolidación es extensible a la inmensa mayoría de valores. Ahora mismo, quitando el Nasdaq,  el resto de índices se giran a la baja. Uno de los factores que puede estar provocando este giro es un repunte en la incertidumbre sobre las políticas económicas y en este caso, la guerra comercial, es una de esas razones”, comenta Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión.

 

Ignacio Sánchez-Galán, presidente ejecutivo de Iberdrola.

 

Ante este escenario los analistas de la sociedad de valores Link Securities apuestan por aprovechar “las elevadas rentabilidades por dividendo que ofrecen algunos valores de corte defensivo españoles” para tomar algunas posiciones dado el complejo escenario al que se enfrentan las bolsas en el corto plazo. Juan José Fernández-Figares, director del departamento de análisis de Link, destaca en este apartado de compañías a Iberdrola, Enagás y Logista. Todas ellas son consideradas por los expertos como un acercamiento de la renta variable a los bonos, dado que tienen un negocio con fuertes barreras de entrada y además ofrecen una política de dividendos interesante y recurrente.

En concreto, el gestor técnico del sistema gasista español tiene una rentabilidad por dividendo del 5,8%, lo que le convierte en la cuarta empresa del Ibex 35 más ‘generosa’ en este apartado y además se revaloriza en el año cerca de un 3%. Enagás abonará este año un dividendo a cuenta de sus resultados de 2017 de 1,46 euros bruto, lo que supone un incremento del 5% respecto al ejercicio anterior, pagaderos en dos tramos: el próximo 5 de julio y una fecha que todavía no se conoce aunque habitualmente lo abona en diciembre.

El ratio precio-beneficio (PER) de las acciones de Enagás es de 13,4 veces y las estimaciones del consenso apuntan que para 2019 subirá hasta las 13,8 veces. Su precio por valor en libros es de 2,1 veces, mientras que su media histórica de 14,3 veces por PER y 2,5 veces por valor en libros, por lo que cotiza a un precio más atractivo frente los años precedentes. El potencial de revalorización que le da el consenso de los analistas que recoge Reuters a la compañía que lidera Antonio Llardén es del 4,5% hasta los 24 euros.

En el caso de Iberdrola, su rentabilidad por dividendo es del 4,9%, lo que le convierte en la décima cotizada del Ibex 35 en este apartado. En bolsa se revaloriza un 2,2% desde el comienzo del año, por lo que retorno total con dividendo se mueve alrededor del 4%. El consenso de los analistas ve con buenos ojos a la eléctrica y le da un potencial del 15%.

El distribuidor de productos especializado en estancos Logista es la compañía más alcista entre las tres apuestas de Link Securities. Se revaloriza un 19,5% en 2018 y es una de las empresas con mayor dividendo en el mercado continuo de la bolsa española con un rendimiento del 4,8%. Por valoración, tiene un PER de 14,7 veces, lo que le deja en la media de la renta variable nacional. El consenso le da un potencial del 6,5% y recomienda sobreponderar las acciones en cartera.

Buen momento técnico 

En los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión Enagás y Logista cuenta con una puntuación de diez y cotizan con tendencia alcista, mientras que en el caso de Iberdrola cuenta con una nota de ocho sobre diez también con tendencia alcista. El único parámetro que le ‘falla’ a Iberdrola es un volumen a largo plazo decreciente y un momento total rápido negativo.

 

 

Según el analista técnico José Antonio González Ibedrola "logra dar continuidad a su estructura creciente de medio plazo que parte desde mínimos anuales, estructura que, pese a no contar con el apoyo del volumen de contratación, supone un gran alivio tras unos meses de gran incertidumbre, permitiéndole pensar en atacar la zona de los 6,958 / 6,796 euros".