Iberdrola ha destinado unos 550,8 millones de euros a la recompra de algo más de 3.530 millones de derechos cuyos titulares han decidido, en esta edición del programa 'Iberdrola Dividendo Flexible', vendérselos a la empresa, según los datos remitidos por el grupo energético a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la compañía abonará este lunes 0,156 euros brutos a todos sus acciones que optaron, entre los días 13 y 22 de julio, por venderle sus derechos a la eléctrica, en el marco de la tercera edición del 'scrip dividend' puesta en marcha con motivo del tradicional pago del dividendo complementario correspondiente al ejercicio 2010.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán puso en marcha este plan por primera vez en junio de 2010, con lo que la empresa se convirtió en la primera entidad no financiera de España en aplicarlo.

La empresa ha retrasado el calendario de esta edición del 'scrip dividend' para permitir que los antiguos accionistas de Iberdrola Renovables, filial que culminó su fusión con el grupo energético el pasado 8 de julio, se pudieran beneficiar del mismo.

La primera opción, asignada a los accionistas por defecto, fue la de recibir acciones de Iberdrola, para lo que la compañía ha realizado una ampliación de capital social de 60.294.000 títulos, lo que supone un incremento del 1,04% sobre la cifra de capital previa.