La semana pasada Iberdrola marcaba mínimos en 2,6 euros, cumpliendo así perfectamente la proyección bajista de la formación de doble techo en 6.
La semana pasada Iberdrola (escala semanal) marcaba mínimos en 2,6 euros, cumpliendo así perfectamente la proyección bajista de la formación de doble techo en 6. La recuperación desde los mínimos de 2,6 euros fue violenta, cerrando la semana con una pauta de “martillo”, formaciones que generalmente añaden mayor presión alcista. Esta figura coge cierta importancia con las divergencias alcistas semanales que el precio presenta. Parece probable que el precio busque de nuevo niveles de 3,6.


Recomendación: COMPRAR CORRECCIONES