Iberdrola ha dicho no a ACS en sus pretensiones por sentarse en el consejo de la eléctrica, algo que reclama desde hace un año, cuando se convirtió en primer accionista de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán con un 12 por ciento de la compañía. Iberdrola, según publica Expansión, argumenta que no existen vacantes en su consejo de administración y que no las habrá, al menos, hasta marzo de 2010.