Desde mayo navega en el interior de un rango lateral con resistencia en 7,2 y soporte en 6,35 euros, mientras consolida la fuerte subida nacida en los mínimos Brexit.

La salida al alza de este rango favorecería una búsqueda de los máximos de 2015 en 8,2 euros, no obstante, la excepcionalidad en los parámetros técnicos lentos sugiere un mayor riesgo a la baja paraIAG en el medio plazo, por lo que futuras alzas las veríamos como una oportunidad para reducir en zonas peligrosas.

Recomendación: MANTENER encima 6,35 euros.