Plantándole cara a la profunda crisis que vive la industria, la automotriz coreana está encaminada a registrar un importante aumento en las ventas en EE.UU. y en participación de mercado. Hasta noviembre, Hyundai vendió 401.267 autos y camiones ligeros en EE.UU., un 6,2% más que en 2008, mientras que el mercado general cayó 24%. Sus ventas representan 4,3% del mercado estadounidense, 1,2 puntos más que el año anterior, un gran aumento en una industria que se preocupa por la menor variación en la participación.