El mayor banco europeo por capitalización bursátil anunció un beneficio antes de impuestos de 5.000 millones de libras en la primera mitad del año, un 51% por debajo de las cifras del pasado ejercicio.