HSBC Holdings PLC planea poner en venta varios edificios de oficinas en Nueva York y París, además de su sede en Londres, con lo que podría embolsarse miles de millones de dólares. HSBC tiene intención de enviar esta semana información sobre las ventas a unos 20 inversores inmobiliarios, dijo una fuente conocedora de la operación. La decisión de poner en venta los edificios se tomó tras recibirse una muestra de interés en ellos, según la fuente. No está claro quién podría estar interesado o por cuánto podrían llegar a venderse los inmuebles. Espoleado por la ralentización de las economías en todo el mundo y las pérdidas de sus operaciones de crédito al consumo en Estados Unidos, HSBC tiene intención de recaudar fondos. La semana pasada, cerró una venta de acciones a sus accionistas por 12.500 millones de libras (US$18.320 millones). El grupo también ha recortado su dividendo.