El presidente de HP en España y Portugal, José Antonio Paz, aseguró hoy que no existe "ningún tipo de presión" para forzar a los empleados a acogerse al plan de reducción salarial que el pasado 25 de marzo anunció la dirección de la compañía. "No vamos a aceptar ningún tipo de presión ni represalia sobre los empleados para que acepten la reducción salarial. Es una decisión totalmente voluntaria", manifestó Paz en su primera comparecencia pública tras su nombramiento como máximo responsable de la compañía en España.