El fabricante japonés de automóviles Honda logró eludir las pérdidas en el primer semestre de su año fiscal 2009-2010 (abril-junio) al obtener un beneficio neto de 7.500 millones de yenes (56 millones de euros), lo que supone una caída del 95,6% respecto a las ganancias de 173.300 millones de yenes (1.293 millones de euros) contabilizadas en el mismo período del ejercicio precedente.