La mayor cadena estadounidense especializada en la venta de productos de bricolaje redujo un 9% sus beneficios, hasta los 689 millones de dólares. Las ventas comparables disminuyeron un 7,1%.