La cementera helvética Holcim registró una pérdida neta en el primer trimestre de 2010 de 47,4 millones de euros (68 millones de francos) comparado con un beneficio de 51,6 millones de euros (74 millones de francos) el año anterior. Una carga fiscal extraordinaria de 127 millones de euros (182 millones de francos) para sanear la estructura de la empresa en Estados Unidos penalizó los resultados.