ACS obtuvo un beneficio neto de 207 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 1,3% respecto al mismo periodo de 2011.

Estas cuentas han estado impulsadas por resultados extraordinarios y la consolidación del grupo alemán Hochtief, según informó la compañía de construcción y servicios.

En caso de restar la plusvalía por la venta parcial de la filial de servicios Clece y la contribución trimestral de su participación en Iberdrola, el resultado trimestral de ACS arrojaría un descenso del 14,7%, afectado por la actividad de construcción y los gastos financieros.

La compañía que preside Florentino Pérez no incluye en sus cuentas del primer trimestre ingreso alguno de su participación en Iberdrola, "ya que la eléctrica no ha aprobado aún ningún pago de dividendo complementario".

La consolidación de Hochtief impulsó un 144% la cifra de negocio de ACS en los tres primeros meses, que sumó 9.035 millones. Asimismo, permitió que la compañía ya obtenga el 78,6% de estas ventas en el exterior.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se situó en 664 millones de euros, importe un 73,4% superior al de un año antes.