La cervecera Heineken ganó 489 millones de euros en el primer semestre de año, un 20% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, a pesar de la crisis y gracias a su programa de recorte de costes y a ganancias extraordinarias procedentes de la compra de deuda bancaria. La cifra de negocio del grupo, que fabrica la cerveza Heineken y la Amstel, alcanzó los 7.147 millones de euros, un 11,4% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando ingresó 6.411 millones de euros.