El fabricante estadounidense de motocicletas Harley-Davidson tiene previsto cesar las operaciones de su filial Buell, lo que supondrá el recorte de 180 puestos de trabajo, y ha anunciado su intención de vender la empresa italiana MV Agusta, informó la corporación en un comunicado. El consejero delegado de la multinacional de Milwaukee (Wisconsin), Keith Wandell, explicó que, como parte de la estrategia orientada a asegurar el crecimiento futuro de la compañía, Harley-Davidson ha decidido cesar las operaciones de la marca Buell y poner en venta la firma MV Agusta.