El Grupo Santander abonará a sus accionistas a partir del 1 de mayo el cuarto dividendo a cuenta de los resultados de 2006 por valor de 0,199 euros por acción, informó el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Una vez descontada la retención fiscal del 18% que se aplica a este tipo de rendimientos, los propietarios de la entidad financiera cobrarán un importe neto de 0,164 euros por cada acción que posean.