La sección Internacional de la ONG Greenpece, como parte de una coalición de organizaciones organizadas en la Campaña 'ExxonSecrets.org', ha denunciado la actitud de la petrolera estadounidense ExxonMobil por considerar que la compañía "continúa con su política de falsificación de las evidencias científicas sobre la existencia del cambio climático y la urgencia de detener este fenómeno mundial". Según el documento, y que es fruto de una investigación realizada por esta coalición de ONGs que lucha contra la irresponsabilidad social de la petrolera.
La sección Internacional de la ONG Greenpece, como parte de una coalición de organizaciones organizadas en la Campaña 'ExxonSecrets.org', ha denunciado la actitud de la petrolera estadounidense ExxonMobil por considerar que la compañía "continúa con su política de falsificación de las evidencias científicas sobre la existencia del cambio climático y la urgencia de detener este fenómeno mundial". Según el documento, y que es fruto de una investigación realizada por esta coalición de ONGs que lucha contra la irresponsabilidad social de la petrolera. En 2006, ExxonMobil invirtió hasta 2,1 millones de dólares--1,5 millones de euros -- dirigidos a organizaciones científicas afines que niegan la existencia del cambio climático. Por otra parte, las cuentas de la compañía, investigadas por esta Campaña, demuestran que la petrolera "destinó específicamente partidas económicas de sus fondos con el fin de apoyar, financiar y contratar a organizaciones afines a sus objetivos con el fin de desmentir datos científicos y contratastados que se refieren al cambio climático, con actividades, ediciones de libros y documentos, así como jornadas de educación, realizadas por un total de catorce organizaciones 'escépticas' desde 2005". En respuesta a las críticas de 'montaje' de esta coalición de ONG contra Exxon, de un amplio grupo de científicos de Reino Unido "de reconocido prestigio" y de la sociedad "real", ExxonMobil "lanzó una campaña de relaciones públicas cuidadosamente planificada durante el pasado año para dar la impresión pública de que entiende el fenómeno, pero desdramatizándolo", explica el documento. Además, y según el vicepresidente de Asuntos Externos de la compañía, Ken Cohen --portavoz de la firma--, su empresa, en varias ocasiones, "ya ha confirmado que ha dejado de financiar organizaciones que tengan que ver con la corriente 'escéptica' del cambio climático".