El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, ha dicho que Grecia no tiene necesidad de asistencia financiera e insistió en que el país arreglará sus problemas fiscales por su cuenta.
No obstante, afirmó que los socios europeos de Grecia deberían hacer algún movimiento y desarrollar algún mecanismo de apoyo para asegurar la estabilidad de la zona euro, que se espera que sea el centro del debate en la cumbre europea de esta semana entre el 25 y el 26 de marzo.