Gran Bretaña aprovechará la actual crisis económica para dar un decidido impulso a las industrias de base ecológica, que generarán empleo y permitirán una más rápida recuperación, según el primer ministro británico, Gordon Brown. En declaraciones al diario "The Independent", el líder laborista anuncia una serie de medidas destinadas a hacer de este país "líder mundial" en la producción y exportación de automóviles eléctricos, vehículos dotados de motores híbridos (a base de gasolina y electricidad) y coches tradicionales más ligeros.
"Un nuevo tipo de economía saldrá de la crisis si estamos dispuestos a invertir en el futuro", explica Brown.

En la presentación de su próximo presupuesto, el ministro de Finanzas, Alistair Darling, anunciará el inicio, el próximo año, en dos o tres ciudades de este país de las primeras pruebas de automóviles con motor eléctrico.

Darling anunciará también el objetivo del Gobierno laborista de crear 400.000 puestos de trabajo en "industrias ecológicas" en los próximos cinco años.