La negativa de un juez de permitir a Google crear la biblioteca digital más grande del mundo ha dado alas a sus detractores que podrían demandar a la compañía por no respetar las leyes del mercado.


“Los rivales de Google van a hacer valer la reciente resolución para apoyar sus reivindicaciones” cuenta Herbert Hovenkamp, un profesor de la Universidad de Iowa. "La compañía está tratando de hacerse con el mercado de búsquedas en Internet. Esta decisión fortalecerá a aquellos que quieren iniciar una investigación antimonopolio” explica el profesor.

El juez Denny Chin anuló el martes un acuerdo de 125 millones de dólares entre Google y los editores y autores para crear una biblioteca digital, al considerar que el acuerdo sería injusto para los últimos. La compañía también ha sido acusada de reducir la competencia en la industria de los motores de búsqueda.

Los fiscales generales de Ohio y Wisconsin están considerando abrir una investigación y, Herb Hohl, presidente de un subcomité antimonopolio del Senado, tiene la intención de examinar la conducta de la empresa según fuentes de Bloomberg.

Google cae un 0,81% hasta los 582,13 dólares por acción.