Un grupo de compañías tecnológicas liderado por Google e Intel han lanzado una iniciativa destinada a fomentar el ahorro de electricidad y reducir las emisiones contaminantes a través de la fabricación de equipos informáticos y servidores con mayor eficiencia energética. El proyecto, denominado 'The Climate Savers Computing Initiative', mantiene ambiciosos objetivos industriales para impulsar la eficiencia energética en el sector durante los próximos cuatro años. También forman parte de la iniciativa Dell, HP, Hitachi, IBM, Lenovo, Microsoft, Sun Microsystems y Yahoo. Además, el proyecto cuenta con el apoyo del Consejo de defensa de los recursos naturales estadounidense, de Pacific Gas & Electric y del fondo mundial Wildlife.