Google ha expresado su decepción por la decisión adoptada ayer por la tarde por la Comisión Europea, que abrirá una investigación a fondo sobre la compra del grupo de publicidad online DoubleClick por parte del gigante estadounidense de internet. Eric Schmidt, presidente y consejero delegado de Google señala que la compañía seguirá trabajando con el Ejecutivo comunitario para demostrar que la operación será beneficiosa para editores, anunciantes y consumidores.