El fabricante estadounidense de neumáticos Goodyear obtuvo un beneficio neto de 72 millones de dólares (48,6 millones de euros) en el tercer trimestre del año, p eríodo en el que la empresa eliminó 300 puestos de trabajo, informó hoy la compañía. El beneficio del tercer trimestre es superior en un 132% al contabilizado en el mismo período de 2008, y además supone la vuelta a la rentabilidad de la empresa, que cerró el primer y el segundo trimestre de 2009 con pérdidas de 221 y 333 millones de dólares (149 y 225 millones de dólares), respectivamente.