El fabricante estadounidense de neumáticos Goodyear obtuvo un beneficio neto de 75 millones de dólares (48 millones de euros al cambio actual) en el segundo trimestre del año, lo que supone un aumento del 34% respecto al mismo período de 2007, ha informado la empresa. Esta mejora del beneficio se explica principalmente por la mejora de los ingresos por cada neumático, que aumentaron un 9%, lo que permitió elevar la cifra de negocio hasta 5.200 millones de dólares (3.300 millones de euros), un 6,5% más. La apuesta por productos de mayor valor añadido, con el consiguiente aumento de los ingresos por unidad, generó un impacto positivo de 249 millones de dólares (160 millones de euros) en sus resultados trimestrales, lo que compensó los costes de 124 millones de dólares (80 millones de euros) provocados por el encarecimiento de las materias primas.
El presidente de Goodyear, Robert Keegan, ha destacado además los progresos del plan de reducción de costes, que fija en 2.000 millones de dólares (1.280 millones de euros) el objetivo de ahorro para el período 2006-2009. Desde el inicio de este plan, la multinacional ha recortado sus costes en 1.400 millones de dólares (900 millones de euros). La corporación con sede en Akron (Ohio) avanzó que mantendrá su estrategia de desarrollar productos innovadores y de reforzar su presencia en mercados emergentes de Latinoamérica, Europa oriental y Asia.