Goldman Sachs ha elevado el precio objetivo de Cepsa hasta los 53 euros, desde los 43,5 euros anteriores. No obstante, el banco de inversión ha mantenido su recomendación de 'vender' sobre la petrolera. Los títulos de la compañía retroceden un ligero 0,07%, hasta 71,45 euros.