El consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, ha asegurado que su entidad mantiene una pequeña exposición en el mercado de las hipotecas de alto riesgo o subprime y que no tomarán ninguna significativa medida para contrarestar las pérdidas en sus posiciones. Estas palabras llegan después de que ayer surgieran especulaciones sobre que el banco de inversión estadounidense tendría una cartera de activos de nivel 3, o 'dudosos'- aquellos que en estos momentos no se pueden valorar- más grande que la de Citigroup y Merrill Lynch, dos de las firmas más afectadas por la crisis subprime. Las acciones de Goldman Sachs responden a las palabras de Blankfein con una subida del 5,4% hasta los 226,20 dólares.