Goldman ha recortado el precio objetivo de Gamesa a 12,5 euros, desde los 16,5 euros previos, a la vez que le ha ortorgado un rating de 'comprar'